El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5:30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo…

Uno de los libros más conocidos del escritor colombiano y premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez.

Como dato relevante o curioso, los hechos acá descritos sí ocurrieron en la vida real, con nombres diferentes claro, pero en la que García Márquez le pone el toque de Realismo Mágico ya acostumbrado, haciendo de esta historia una novela maravillosa.

Es un libro corto, fácil de leer y en el que desde la primera línea el escritor ya nos anticipa el final, «el día en que lo iban a matar». Si no lo has leído, sí, al final lo matan.
Hablamos de Santiago Nasar, un hombre a quien los hermanos Vicario dictaron sentencia de muerte para salvar la honra de su hermana. Sin embargo a pesar que ya sabemos el desenlace, cada uno de los hechos narrados nos llevan en un hilo de sucesos que no nos dejan parar hasta saber cómo se dieron los hechos.
El lector, o sea nosotros, al igual que todo el pueblo ya sabemos que Santiago va a morir, sin embargo nadie en el pueblo hace nada, suponiendo que son mentiras las amenazas de los Vicario o que Santiago también ya sabe y que no pasará a mayores.

Es curioso, al final esa muerte se pudo evitar, pero quizá el destino ya estaba dictado, tal como lo dice el siguiente fragmento:

Nadie se preguntó siquiera si Santiago Nasar estaba prevenido, porque a todos les pareció imposible que no lo estuviera.

-Crónica de una muerte anunciada-

Te animo a leerlo, sé que te gustará.
Lo he incluido también en libros para iniciarte en la lectura.
Vic Vic

Categorías: Reseñas

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: